Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2017

COMENTARIOS RECIENTES:

ES 17 - Fase de Actuación

Cada día veo a muchas parejas por el paseo de la orilla del río, por las calles estrechas de la ciudad, o por las masificadas aceras de las grandes avenidas. Me pregunto qué sentirán cuando están juntos. Reconozco que me suscita una enorme expectación. Según el archivo histórico de nuestra raza, en sus comienzos, también practicábamos dicho apego emocional entre parejas. Al parecer es como una especie de atracción física, sentimental y también sexual que ambos individuos experimentan el uno del otro. Sin embargo, cuando me instruyeron para el Proyecto me advirtieron que de la misma forma que se atraen, un segundo después pueden repudiarse. Es algo extraño para mí pensar cómo puede suceder eso, ya que desde donde vengo los sentimientos son siempre los mismos; es decir, planos. No sufrimos esos altibajos. Supongo que la evolución a lo largo del tiempo ha equilibrado de tal manera todas nuestras emociones y es por eso que ya no llegamos a experimentar nada parecido.

Todo esto me ha llev…

ES 16 - Fase de Actuación

Las emociones son experiencias que valoro mucho en este Proyecto. Nuestro pasado más remoto —me refiero al de mi raza— también pudo vivir estos sentimientos, ya casi olvidados en el presente. Son sensaciones que nos activan como seres cósmicos. Ya sean malas o buenas te hacen recordar lo que fuiste, y también lo que ahora eres. Es algo grandioso, maravilloso; doy las gracias por ello, porque el alma original de este cuerpo me permitiera disfrutar de todo esto.

Como ya mencioné en en informe anterior, sentía la enorme curiosidad por conocer, aunque sólo fuese de lejos, la familia de Pablo. Por lo que durante unos días rondé su antigua dirección muy discretamente para evitar que fuese descubierto. Investigué sobre la vida de ambos, esposa e hijo. Y no puedo decir que me haya agradado demasiado el resultado.

El hijo es un muchacho bastante responsable que cursa con brillantez los estudios secundarios. Quiere muchísimo a su madre —le llamaremos María—, a la que cuida con mimo; de su padr…

ES 15 - Fase de Actuación

En una gran urbe parece que la indigencia es mucho mayor. Este fin de semana he podido comprobarlo por las calles del centro de la ciudad, gente acostada en las aceras, en el interior de algunos portales, en las entradas de entidades bancarias, bajo los puentes del río, o incluso en callejones poco frecuentados cerca de cubos de basura.
Hacía tiempo que quería hacerlo: experimentar en un cuerpo humano la vida de estos pobres desgraciados, al menos durante unas horas. De modo que el viernes pasado, al anochecer, cuando una parte de la juventud humana parecía enloquecer debido al alcohol y sustancias varias, y otras familias se divertían en las terrazas de los restaurantes ajenas totalmente a lo que ocurre en su entorno más próximo, me dirigí a una pequeña y estrecha calle oscura, la cual hacía de enlace con una arteria importante de la ciudad y con otra calle secundaria. Agarré un par de grandes cartones de las cubas y me acerqué a un grupo de tres indigentes. La pestilencia era horri…

ES 14 - Fase de Actuación

Cuando no emito un nuevo informe es que no tengo nada en particular que contar. Un par de noches en un hostal, otra en una pensión, dos en una casa de vecinos, así es mi día a día. Continúo dando tumbos de un lado para otro intentando encontrar el sitio adecuado en donde establecerme definitivamente, o tal vez cambie mi postura, le estoy cogiendo algo de gustillo a esto de conocer nuevos lugares y nuevas personas.

Me resulta curioso cómo los niños se me acercan y me preguntan de dónde vengo. Ahora están de vacaciones de verano y hay muchos jugando por la calle. A veces me ven sentado en algún banco de alguna plaza y me invitan a jugar a la pelota, y yo accedo; eso que llaman fútbol es muy divertido. Sin embargo, e podido comprobar que algunas madres vienen apresuradamente, me miran con desprecio y se llevan al niño a regañadientes. Por otra parte es lógico, no les guardo ningún rencor. Hay personas tristemente degeneradas.

La otra tarde, después de mi sesión de correr —porque sigo m…