Ir al contenido principal

ES 10 - Fase de Actuación


Han transcurrido más de diez jornadas sin escribir un solo informe. Tiempo que me ha servido para conocerme mejor como ser humano; es decir, para conocer la vida personal de Pablo cuyo cuerpo físico elegí para contener mi alma, y al que debo defender hasta el final del Proyecto de cuya Fase de Adaptación doy por concluida; hoy paso a la Fase de Actuación.

Un cuerpo físico que fue sorprendido la semana anterior, justo cuando apenas había terminado de realizar mis ejercicios físicos bajo los árboles de mi zona ajardinada favorita, y ya cuando me disponía a regresar a casa. Pasaban veinte minutos de las diez de la noche y no transitaba una sola alma por la calle. Momento en que tres individuos encapuchados aprovecharon para asaltarme a la salida del mencionado parque.

Se conoce que noches anteriores me vieron pasar por allí varias veces, a idéntica hora. Recuerdo que en esos días mi sudadera con capucha se encontraba con la ropa sucia, para lavarse, por lo que me puse una camiseta de deporte normal, la misma de la noche del asalto; motivos por los cuales ellos debieron reconocerme. Tal ha sido la conclusión a la que he podido llegar.

Resulta que Pablo (mi cuerpo) tenía asuntos pendientes con estas personas. Su vida laboral no era muy limpia que digamos. Era lo que soléis llamar un camello, o lo que es lo mismo: un traficante de drogas. Sin embargo, hubo un día en que a Pablo le debió suceder algo realmente importante, algo que cambiara su conciencia para siempre y por lo que lo forzó a no terminar su trabajo. O eso ha sido al menos lo que yo he entendido de todo este asunto, y también de las palabras y golpes a la cara que me fueron lanzados cuando estuve todos estos días retenido sobre una incomoda silla en aquella oscura habitación.

Me preguntaron repetidas veces qué fue lo que hice con el kilo —no es necesario explicar a qué se referían—. ¿Cómo iba yo a saberlo? Mi negativa era replicada sobre mi cara, con una enorme mano abierta. Los oídos me llegaron a sangrar. Incluso perdí el conocimiento varias veces, un cubo de agua me despertaba una y otra vez. Y yo insistía que no sabía nada de aquello. Que Pablo había muerto, que había dejado de existir. ¿Acaso no era cierto? Pero me temo que aquel argumento los enojaba aún más.

Sin embargo, al parecer, los tres individuos me tenían gran estima, jamás Pablo les había fallado, por eso no comprendían tal comportamiento. Pero, según ellos, por ordenes superiores y llegados a este punto debían actuar con contundencia. En ese momento me pregunté cómo sería el trato a aquellos que no disfrutaran del mismo aprecio, pero por si acaso no lo dije en voz alta. Ya tenía suficiente...

Al fin sentí la libertad. Me pusieron una venda en los ojos. Percibí viajar en un automóvil durante un espacio muy corto de tiempo, tal vez fueron cinco minutos. Y me abandonaron una mañana muy temprano, antes de salir el sol, justo donde me agredieron, a la salida del parque. La condición para que una próxima vez no fuese la definitiva y acabasen con mi vida era que devolviese el kilo, o en su defecto cincuenta mil euros, justo a una hora y día determinados, exactamente el 27 de junio, en el interior de un matorral grande que me señalaron después. Se despidieron como si fuesen grandes amigos. Lo cierto es que no los juzgo y tampoco siento ningún rencor por ellos, pues son también víctimas del mismo sistema.

He estado varios días intentando curarme las heridas y las marcas en la cara. No quiero que mis vecinos me vean en estas condiciones. Incluso, la buena de Antonia ha llamado a mi puerta varias veces, y he tenido que hacer como si no estuviese en casa.

A día de hoy ya estoy bastante mejor. Incluso he de decir que mi forma física se ha visto reforzada gracias al ejercicio diario. Mi rostro ya no presenta ninguna señal de violencia. Hace algunos días que no salgo a correr y me apetece hacerlo.

Por cierto, sigo sin encontrar trabajo, algo con lo que sustentar mi economía. Por descontado queda que no me dedicaré a lo mismo que Pablo. Cosa que desde que lo he sabido a menudo me hace meditar: ¿Cual fue el acontecimiento que lo obligó a cambiar de repente? ¡Una conciencia no suele transformarse de una forma tan súbita! Es necesario el bagaje de un recorrido que le impulse a ello.

Ahora, en esta Fase, se me presentan dos problemas: uno, la consiguiente falta de trabajo, y otro, el kilo o los cincuenta mil euros que tengo que devolver.

Dispongo de un mes para meditar sobre ello.

«Cierro comunicación»

En'Sil

Comentarios

  1. oye!.. estuve pensando mucho en tu caso. Mira, si tienes cierto talento sanador, prueba ir a algún parque donde vendan artesanías, o una playa... y pon un cartel que diga "reiki" o "masajes". Busca en Youtube videos de algunas técnicas de masajes en los pies, cuello, manos, algo simple de hacer en la calle. Yo tengo algunos libros interesantes que puedo pasarte. No llames demasiado la atención, sanando mucho... si eres cuidadoso, entonces tendrás una forma de ganarte la vida. Funciona. Un abrazo. cuídate!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu ayuda, Drgaona Azul. Como ya expliqué a otro participante en el informe ES 08, en este Proyecto no me está permitido utilizar mis capacidades para beneficio económico; no sería ético por mi parte. Sería como jugar con ventajas.

      Agradecido por tu participación

      Eliminar
  2. Bienvenido al game 3D. Pudo entrar a la habitacion que se encontraba cerrada con llave?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo. Gracias.

      —Precisamente, descubrí lo que dentro había justo al acabar de escribir este último informe. Cosa que recogeré en el ES 11, que probablemente comparta este mismo fin de semana.

      Gracias por intervenir.

      Eliminar

Publicar un comentario

GRACIAS POR PARTICIPAR CON RESPETO.
—Las participaciones que no se adhieran a este principio básico serán descartadas. Contestaré a todas tus inquietudes siempre que me esté permitido hacerlo y no excedan el límite exigido por el proyecto.

OTROS INFORMES [más en el Archivador de Informes; consúltelos]

ES 01 - Fase de Acercamiento

«Inicio comunicación»
En'Sil es quien soy, y este es mi primer día sobre la faz de este planeta, cuya raza humana será estudiada en profundidad. El objetivo es evaluar un posible primer contacto con una civilización exterior avanzada.

Para evitar cualquier tipo de perturbaciones sobre el planeta Tierra originadas por nuestras ondas gravitatorias, estacionamos la nave de contención justo en la zona de seguridad del Sistema Solar, a una distancia prudencial del planeta enano llamado Eris, recientemente descubierto por vuestros astrónomos. Bastante más alejado y ya fuera de riesgo, otros dos planetas gigantes orbitan de forma elíptica.

Nueve voluntarios y voluntarias participarán en este Proyecto, siete de los cuales están repartidos estrategicamente por la superficie terrestre. El octavo está ubicado en el mundo interno del planeta, cuya dos civilizaciones que lo habitan se encuentran muy evolucionadas, y a las que hemos agradecido su acogimiento y respaldo; como decía, el voluntar…

ES 02 - Fase de Acercamiento

He pasado dos días y medio durmiendo. Según el reloj de mi muñeca, bueno, de la muñeca de mi cuerpo, indica las 12:22 horas del medio día. Me he levantado con un horrible dolor de cabeza y estoy aturdido y muy mareado. Toda la habitación me da vueltas. Después de vomitar una especie de líquido viscoso amarillento he notado una ligera mejoría. Sin embargo, eso me ha hecho tener un apetito voraz. Necesito con urgencia comer algo, pero me he desanimado al ver la despensa; ¡está prácticamente vacía! Lo único que hallo es café molido y algunos paquetes de legumbres. En el frigorífico sólo hay una bolsa abierta de guisantes congelados. Me cuesta pensar... y no sé que hacer. Además, me siento muy débil. La ojeras me llegan al suelo. He perdido un instante el equilibrio, por fortuna hay una silla cerca.

Como huésped he debido elegir otro cuerpo con más reservas de energía para proceder con el transito. Ahora no hay tiempo de lamentaciones. Tengo que buscar una solución lo antes posible o tar…

ES 07 - Fase de Adaptación

Es desmotivante dedicar tres jornadas completas a encontrar trabajo y no conseguirlo. Ahora entiendo mejor el sentimiento de abandono social que debe tener una persona en esta situación tan desagradable. Sobre todo si tiene una familia que cuidar. Queda sobradamente demostrado que el sistema no funciona tal y como está planteado. Hay una buena parte de la sociedad que jamás tendrá los privilegios de la otra, ni siquiera se acercará; sin embargo, el sistema les hará creer que sí. Es realmente triste, muy triste. Pero lo peor es saber que los que se aferran con ahínco a este sistema injusto y lo defienden con todas sus fuerzas porque se alimentan de él, miran siquiera la miseria que asola a su alrededor. Me parece lamentable a la vez que interesante este comportamiento humano tan egoísta y primitivo. Hace indicar el gran desconocimiento que existe, a la vez de una falta de conciencia enorme. En el momento en que te descuelgues de él y te halles al mismo nivel económico que la gran mayo…

ES 03 - Fase de Acercamiento

En treinta y seis horas previas al transito, Pablo apenas salió unos minutos de su apartamento; sin embargo, gracias a que ese intervalo de tiempo le acompañé allá donde iba, sirvió para conocer algo mejor su entorno más próximo. Ciertamente me fue de gran ayuda.
Es mediados de semana, de una semana a la que llaman Santa. En concreto, jueves.
Vivo en una tercera planta sin ascensor, de un pequeño y modesto edificio de tres plantas. En cada una de las cuales se distribuyen dos apartamentos. Un extraño aroma fue lo primero que percibí al salir por la puerta del mío, mejor dicho del de Pablo, aunque de ahora en adelante será mi hogar, mi base de operaciones. Como iba diciendo, más tarde supe que aquel olor era incienso, que al parecer, a Antonia, mi vecina de planta, le gusta quemarlo por estas fechas. Por cierto, como hice con Pablo en el primer informe ES 01, debo aclarar que Antonia tampoco es su nombre real. Por seguridad hay que preservar la identificación de todos los que de algun…

ES 04 - Fase de Acercamiento

Casi dos días después, bien temprano, desperté en un hospital cercano, «el mismo domingo de resurrección». Conozco este dato porque, Raquel, una simpática enfermera me lo dijo con tono burlón. Parece irónico pero así fue.

Lo primero que vi fue un pequeño televisor apagado frente a mí, colgado de la pared. Después, una cama a mi izquierda, con otro enfermo; se hallaba dormido. Sentada a su lado, en una butaca, su esposa o alguien cercano; también parecía dormir, apoyada sobre su propio brazo. Tras ella, unas persianas estaban echadas. La temperatura de la habitación era agradable. Me alarmé un poco cuando advertí que de mi brazo derecho salía una cánula, conectada a una especie de bolsa con líquido transparente y que colgaba de un soporte metálico. Comprobar que el otro paciente también lo tenía puesto me tranquilizó bastante.

Por mucho entrenamiento que hallamos recibido los nueve voluntarios para el Proyecto, nunca parece ser suficiente. ¿Cómo predecir que iba a ocurrirme una cosa a…