Ir al contenido principal

ES 06 - Fase de Acercamiento


No puedo permitirme hacer ruido al cerrar la puerta cuando salga. Ya son casi las diez de la noche y no me apetece en absoluto andar dando explicaciones a Antonia. No sé si con el antiguo Pablo se mostraba igual, pero conmigo es demasiado protectora.

Bajando las escaleras me cruzo con una pareja. Aparentan ser muy jóvenes. No me equivoco si digo que tienen entre veinticinco y treinta años. El vientre de ella me hace pensar que está embarazada. Probablemente son los nuevos inquilinos del 2º B. Parecen amables; me han devuelto el saludo con mucha educación.

La brisa nocturna es fresca y lleva impregnada aromas florares que disfruto muchísimo. Creo recordar, en mi preparación, que se debe al olor característico que desprende la flor del geranio; hay jardines y balcones repletos de ellos, de múltiples colores. Una lástima que la contaminación lumínica evite observar apenas unas pocas estrellas. Pasea gente de una forma tranquila por la acera, cuyos comercios aún abiertos aprovechan hasta el final. Los automóviles hacen algún ruido al pasar, pero no es demasiado molesto.

He tomado la dirección opuesta a la de mi desafortunado comienzo. Después de cubrir varias manzanas cruzo por la puerta de una especie de taberna. Un señor mayor me saluda con la mano y pronuncia mi nombre. Sobresaltado, me limito a devolverle el saludo también con la mano, y a dibujar una sonrisa forzada. Se encuentra entretenido, acompañado de otros señores de edad. Parecen divertirse con algún tipo de juego de fichas; creo que el dominó.

Continúo avanzando y atravieso un parque, bastante grande. Compruebo que existen diversos puntos en el interior donde grupos de jóvenes platican y beben alcohol desenfrenadamente, mientras escuchan música. Las parejas de novios pasean también por los caminos interiores, con la intención de ocultarse un rato en algún lugar de frondosos arbustos.

De regreso, decido entrar al barrio por una calle paralela bastante menos transitada, con la intención de conocer más del entorno en donde vivo. La esquina opuesta, y una farola con la luz parpadeante ofrecen un ambiente nada acogedor. Debí volver sobre mis pasos, pero no hice caso a mi reducido instinto terrestre. Es algo innato en mi naturaleza viajera el buscar sensaciones fuertes, de lo contrario no me habría prestado a realizar este Proyecto. Continuando con el informe, camino hasta llegar a la primera bocacalle. En la acera de enfrente, tres hombres con apariencias nada amables gesticulan acaloradamente; parecen discutir sobre algo. Yo intento bajar la mirada y continuo rápido y con paso firme. Sin embargo, uno de ellos se fija en mí y grita un improperio amenazador. Comienzan a correr a darme caza y yo hago lo propio. Por suerte les llevaba unos metros de ventaja y pude esquivarlos entre las calles.

Lo peor de este asunto es que mientras huía, se dirigían a mí como si ya me conocieran. Además de injurias, pronunciaban un nombre que nada tenía que ver con el nombre real de Pablo; o al menos el nombre que viene escrito en su identificación personal.

Casi sin aliento y sobrepasado por el susto, al fin estoy a salvo en mi apartamento, o eso creo. Me pregunto que clase de vida tenía la persona que me ha prestado su cuerpo.

Creo que voy a necesitar ponerme en forma. 

«Cierro comunicación»
En'Sil

Comentarios

OTROS INFORMES [más en el Archivador de Informes; consúltelos]

ES 01 - Fase de Acercamiento

«Inicio comunicación»
En'Sil es quien soy, y este es mi primer día sobre la faz de este planeta, cuya raza humana será estudiada en profundidad. El objetivo es evaluar un posible primer contacto con una civilización exterior avanzada.

Para evitar cualquier tipo de perturbaciones sobre el planeta Tierra originadas por nuestras ondas gravitatorias, estacionamos la nave de contención justo en la zona de seguridad del Sistema Solar, a una distancia prudencial del planeta enano llamado Eris, recientemente descubierto por vuestros astrónomos. Bastante más alejado y ya fuera de riesgo, otros dos planetas gigantes orbitan de forma elíptica.

Nueve voluntarios y voluntarias participarán en este Proyecto, siete de los cuales están repartidos estrategicamente por la superficie terrestre. El octavo está ubicado en el mundo interno del planeta, cuya dos civilizaciones que lo habitan se encuentran muy evolucionadas, y a las que hemos agradecido su acogimiento y respaldo; como decía, el voluntar…

ES 02 - Fase de Acercamiento

He pasado dos días y medio durmiendo. Según el reloj de mi muñeca, bueno, de la muñeca de mi cuerpo, indica las 12:22 horas del medio día. Me he levantado con un horrible dolor de cabeza y estoy aturdido y muy mareado. Toda la habitación me da vueltas. Después de vomitar una especie de líquido viscoso amarillento he notado una ligera mejoría. Sin embargo, eso me ha hecho tener un apetito voraz. Necesito con urgencia comer algo, pero me he desanimado al ver la despensa; ¡está prácticamente vacía! Lo único que hallo es café molido y algunos paquetes de legumbres. En el frigorífico sólo hay una bolsa abierta de guisantes congelados. Me cuesta pensar... y no sé que hacer. Además, me siento muy débil. La ojeras me llegan al suelo. He perdido un instante el equilibrio, por fortuna hay una silla cerca.

Como huésped he debido elegir otro cuerpo con más reservas de energía para proceder con el transito. Ahora no hay tiempo de lamentaciones. Tengo que buscar una solución lo antes posible o tar…

ES 03 - Fase de Acercamiento

En treinta y seis horas previas al transito, Pablo apenas salió unos minutos de su apartamento; sin embargo, gracias a que ese intervalo de tiempo le acompañé allá donde iba, sirvió para conocer algo mejor su entorno más próximo. Ciertamente me fue de gran ayuda.
Es mediados de semana, de una semana a la que llaman Santa. En concreto, jueves.
Vivo en una tercera planta sin ascensor, de un pequeño y modesto edificio de tres plantas. En cada una de las cuales se distribuyen dos apartamentos. Un extraño aroma fue lo primero que percibí al salir por la puerta del mío, mejor dicho del de Pablo, aunque de ahora en adelante será mi hogar, mi base de operaciones. Como iba diciendo, más tarde supe que aquel olor era incienso, que al parecer, a Antonia, mi vecina de planta, le gusta quemarlo por estas fechas. Por cierto, como hice con Pablo en el primer informe ES 01, debo aclarar que Antonia tampoco es su nombre real. Por seguridad hay que preservar la identificación de todos los que de algun…

ES 07 - Fase de Adaptación

Es desmotivante dedicar tres jornadas completas a encontrar trabajo y no conseguirlo. Ahora entiendo mejor el sentimiento de abandono social que debe tener una persona en esta situación tan desagradable. Sobre todo si tiene una familia que cuidar. Queda sobradamente demostrado que el sistema no funciona tal y como está planteado. Hay una buena parte de la sociedad que jamás tendrá los privilegios de la otra, ni siquiera se acercará; sin embargo, el sistema les hará creer que sí. Es realmente triste, muy triste. Pero lo peor es saber que los que se aferran con ahínco a este sistema injusto y lo defienden con todas sus fuerzas porque se alimentan de él, miran siquiera la miseria que asola a su alrededor. Me parece lamentable a la vez que interesante este comportamiento humano tan egoísta y primitivo. Hace indicar el gran desconocimiento que existe, a la vez de una falta de conciencia enorme. En el momento en que te descuelgues de él y te halles al mismo nivel económico que la gran mayo…

ES 04 - Fase de Acercamiento

Casi dos días después, bien temprano, desperté en un hospital cercano, «el mismo domingo de resurrección». Conozco este dato porque, Raquel, una simpática enfermera me lo dijo con tono burlón. Parece irónico pero así fue.

Lo primero que vi fue un pequeño televisor apagado frente a mí, colgado de la pared. Después, una cama a mi izquierda, con otro enfermo; se hallaba dormido. Sentada a su lado, en una butaca, su esposa o alguien cercano; también parecía dormir, apoyada sobre su propio brazo. Tras ella, unas persianas estaban echadas. La temperatura de la habitación era agradable. Me alarmé un poco cuando advertí que de mi brazo derecho salía una cánula, conectada a una especie de bolsa con líquido transparente y que colgaba de un soporte metálico. Comprobar que el otro paciente también lo tenía puesto me tranquilizó bastante.

Por mucho entrenamiento que hallamos recibido los nueve voluntarios para el Proyecto, nunca parece ser suficiente. ¿Cómo predecir que iba a ocurrirme una cosa a…