Ir al contenido principal

Entradas

COMENTARIOS RECIENTES:

ES 19 - Fase Empírica

Siento que ya estoy preparado para esta nueva fase. He de dar un paso más allá. Al menos eso es lo que me disponía hacer con Raquel. ¡No consigo quitármela de la cabeza! Es muy curiosa esta sensación de estar al borde de la desesperación por otra persona; y esto lo produce mi deseo de estar con ella, de sentirla cerca de mi y poder acariciar su piel. Un sentimiento que nunca pensé iba a experimentar en mi estancia en la Tierra. Pero me gusta, y he de reconocerlo. Por eso quiero seguir adelante.

Sin embargo, días atrás, cuando me disponía a dar ese salto definitivo hacia ella, ocurrió algo que detuvo de inmediato mis pretensiones. Recibí un comunicado interno advirtiéndome de un posible rastreo por los centinelas de la élite terrestre. Al parecer han debido de recibir algún tipo de información de la existencia de este Proyecto. Era algo esperado por nosotros, de modo que venimos preparados con ciertos protocolos de seguridad; de hecho, hemos activado el número 1.

Y este ha sido el he…

ES 18 - Fase de Actuación

Un participante en algún comentario me recomendó que para acercarme a Raquel sin que se asustase debía hacerlo con chocolate. Y eso fue lo que me dispuse a hacer después de observarla durante varias jornadas más. Pero antes de contarlo he de referirme a algo que ocurrió justo antes.

Se trata de un hombre de avanzada edad, según me dijo después, de noventa y dos años, que venía cada día a echarle de comer a las palomas. Al parecer hace días se percató que me ponía a observar a Raquel cuando salía del hospital. Él estaba sentado en otro banco, unos metros retirado del mío. Esa tarde se me acercó y se colocó justo a mi izquierda. Para mi sorpresa, se puso a hablar sobre las experiencias que a lo largo de su vida tuvo con las mujeres. También me confesó que me veía cada tarde, y que lo tenía angustiado por mi pasividad. Me recomendó que dejara la timidez a un lado y que fuese a hablar con la chica antes de que otro lo hiciera por mí. Aquello me animó aún más a dar el paso. De modo que le…

ES 17 - Fase de Actuación

Cada día veo a muchas parejas por el paseo de la orilla del río, por las calles estrechas de la ciudad, o por las masificadas aceras de las grandes avenidas. Me pregunto qué sentirán cuando están juntos. Reconozco que me suscita una enorme expectación. Según el archivo histórico de nuestra raza, en sus comienzos, también practicábamos dicho apego emocional entre parejas. Al parecer es como una especie de atracción física, sentimental y también sexual que ambos individuos experimentan el uno del otro. Sin embargo, cuando me instruyeron para el Proyecto me advirtieron que de la misma forma que se atraen, un segundo después pueden repudiarse. Es algo extraño para mí pensar cómo puede suceder eso, ya que desde donde vengo los sentimientos son siempre los mismos; es decir, planos. No sufrimos esos altibajos. Supongo que la evolución a lo largo del tiempo ha equilibrado de tal manera todas nuestras emociones y es por eso que ya no llegamos a experimentar nada parecido.

Todo esto me ha llev…

ES 16 - Fase de Actuación

Las emociones son experiencias que valoro mucho en este Proyecto. Nuestro pasado más remoto —me refiero al de mi raza— también pudo vivir estos sentimientos, ya casi olvidados en el presente. Son sensaciones que nos activan como seres cósmicos. Ya sean malas o buenas te hacen recordar lo que fuiste, y también lo que ahora eres. Es algo grandioso, maravilloso; doy las gracias por ello, porque el alma original de este cuerpo me permitiera disfrutar de todo esto.

Como ya mencioné en en informe anterior, sentía la enorme curiosidad por conocer, aunque sólo fuese de lejos, la familia de Pablo. Por lo que durante unos días rondé su antigua dirección muy discretamente para evitar que fuese descubierto. Investigué sobre la vida de ambos, esposa e hijo. Y no puedo decir que me haya agradado demasiado el resultado.

El hijo es un muchacho bastante responsable que cursa con brillantez los estudios secundarios. Quiere muchísimo a su madre —le llamaremos María—, a la que cuida con mimo; de su padr…

ES 15 - Fase de Actuación

En una gran urbe parece que la indigencia es mucho mayor. Este fin de semana he podido comprobarlo por las calles del centro de la ciudad, gente acostada en las aceras, en el interior de algunos portales, en las entradas de entidades bancarias, bajo los puentes del río, o incluso en callejones poco frecuentados cerca de cubos de basura.
Hacía tiempo que quería hacerlo: experimentar en un cuerpo humano la vida de estos pobres desgraciados, al menos durante unas horas. De modo que el viernes pasado, al anochecer, cuando una parte de la juventud humana parecía enloquecer debido al alcohol y sustancias varias, y otras familias se divertían en las terrazas de los restaurantes ajenas totalmente a lo que ocurre en su entorno más próximo, me dirigí a una pequeña y estrecha calle oscura, la cual hacía de enlace con una arteria importante de la ciudad y con otra calle secundaria. Agarré un par de grandes cartones de las cubas y me acerqué a un grupo de tres indigentes. La pestilencia era horri…

ES 14 - Fase de Actuación

Cuando no emito un nuevo informe es que no tengo nada en particular que contar. Un par de noches en un hostal, otra en una pensión, dos en una casa de vecinos, así es mi día a día. Continúo dando tumbos de un lado para otro intentando encontrar el sitio adecuado en donde establecerme definitivamente, o tal vez cambie mi postura, le estoy cogiendo algo de gustillo a esto de conocer nuevos lugares y nuevas personas.

Me resulta curioso cómo los niños se me acercan y me preguntan de dónde vengo. Ahora están de vacaciones de verano y hay muchos jugando por la calle. A veces me ven sentado en algún banco de alguna plaza y me invitan a jugar a la pelota, y yo accedo; eso que llaman fútbol es muy divertido. Sin embargo, e podido comprobar que algunas madres vienen apresuradamente, me miran con desprecio y se llevan al niño a regañadientes. Por otra parte es lógico, no les guardo ningún rencor. Hay personas tristemente degeneradas.

La otra tarde, después de mi sesión de correr —porque sigo m…

ES 13 - Fase de Actuación

Lo tengo todo dispuesto a falta de dos días. El martes 27 de junio era el día impuesto por esos matones. El día en que debía devolver el dinero o en su defecto el kilo.

Pues ni una cosa ni la otra. Aceptaré cualquier riesgo o inconvenientes con tal de mantener limpia mi conciencia y estar en paz con migo mismo, tal y como hubiese deseado Pablo, cosa con la que estoy en plena sintonía con él.

Tras los matorrales que en su día me indicaron, he ocultado un viejo macuto lleno de periódicos antiguos, además de un kilo de arroz, espero que tengan sentido del humor.

Por mi parte, ya me encuentro fuera de mi apartamento, muy lejos de allí. Incluso he cambiado de ciudad para asegurarme que no me localizarán. Antes de hacerlo, me he despedido de mi buena vecina Antonia, de una forma que espero ella lo entienda algún día: en su buzón le he dejado un sobre con una buena cantidad de dinero, de forma anónima. No he podido olvidarme de la familia del chico autista, aunque lo de autista ya es un dec…

ES 12 - Fase de Actuación

Al menos ya tengo claro que es lo que no voy hacer. He tomado una decisión. No voy a devolverles los 50.000 euros. Cogeré la bolsa del dinero, un macuto con mi ropa y me largaré lejos de aquí, tal vez a otra ciudad, aún no lo he decidido.

Me niego a participar en este sucio juego. Pablo así me lo demostró antes de cederme su cuerpo, y así ha sido confirmado después de examinar sus pertenencias halladas en el cuarto cerrado: «Quiero abandonar este mundo porque ya no soporto sus injusticias.» «Mi conciencia ya no me permite contribuir a la codicia de este sistema.» «Quizá llegué tarde para comprenderlo, por eso pido perdón a todas las personas que haya podido sufrir por mi culpa.» «A mi hijo y ex esposa los quise siempre y siempre los querré, aunque jamás tuve el valor de decirlo a la cara; a ellos también les suplico perdón por el daño emocional que les he causado.» «Fui un miserable que tenía los ojos cerrados. Ahora, sin embargo, me siento libre, porque me despido con dignidad sabie…

ES 11 - Fase de Actuación

Los últimos acontecimientos me han obligado a actuar con contundencia. De modo que tras conocer el aspecto más oscuro de la vida de Pablo; es decir, del anterior inquilino —de lo que es ahora mi cuerpo—, de inmediato me vino la imagen de la habitación cerrada con llave del apartamento. Busqué la dichosa llave en todos los rincones, aún con más determinación; intenté hacerme una ganzúa con un trozo de alambre; forcé la cerradura utilizando un destornillador, pero nada surtió efecto. Aquella habitación cobraba un misterio que antes no tenía, o al menos yo no se lo había dado hasta este momento. ¿Qué podría ocultar Pablo en ella? Tenía que averiguarlo lo antes posible o mi vida —y con ello el Proyecto— corría serio peligro de aquí a tres semanas, tiempo que dispongo para solucionar el problema del "kilo" o, en su defecto, de la cantidad demandada de dinero por aquellos individuos.

Bien, al final logré encontrar la escurridiza llave. Se encontraba oculta tras el marco de un pe…

ES 10 - Fase de Actuación

Han transcurrido más de diez jornadas sin escribir un solo informe. Tiempo que me ha servido para conocerme mejor como ser humano; es decir, para conocer la vida personal de Pablo cuyo cuerpo físico elegí para contener mi alma, y al que debo defender hasta el final del Proyecto de cuya Fase de Adaptación doy por concluida; hoy paso a la Fase de Actuación.

Un cuerpo físico que fue sorprendido la semana anterior, justo cuando apenas había terminado de realizar mis ejercicios físicos bajo los árboles de mi zona ajardinada favorita, y ya cuando me disponía a regresar a casa. Pasaban veinte minutos de las diez de la noche y no transitaba una sola alma por la calle. Momento en que tres individuos encapuchados aprovecharon para asaltarme a la salida del mencionado parque.

Se conoce que noches anteriores me vieron pasar por allí varias veces, a idéntica hora. Recuerdo que en esos días mi sudadera con capucha se encontraba con la ropa sucia, para lavarse, por lo que me puse una camiseta de de…